Conviértete en parte del cambio

El sistema político de República Dominicana está desgarrado y necesita ser recompuesto para que pueda cumplir su función a favor de nuestra democracia. Para ello, debemos aspirar a emular cualquier iniciativa efectiva de los países con democracias bien desarrolladas, para integrarlas al ejercicio de nuestra administración pública.

Algunos ejemplos a seguir, promueven un equilibrio considerablemente orgánico en su sistema de partidos políticos, por medio de una legislación electoral que exige a cada partido ser autosuficiente.

De ésta forma, solo aquellos gremios que representen dignamente los intereses y la voluntad de sus adeptos, podrán garantizar su estabilidad, ya que su sustento viene directa y exclusivamente del pueblo al que representa y en la medida que pueda satisfacer y cumplir su función.

La participación del gobierno en el sistema político fomenta un sistema permisivo y le da cabida a todo tipo de artimañas y manipulaciones, y aún más, cuando se trata de un sistema con una alta incidencia de corrupción, pues imperan los intereses especiales de manera preponderante, y la voluntad del pueblo se ignora.

El Partido Esperanza Democrática (PED) considera que es el pueblo que debe regir éste proceso, determinando quien representa sus mejores intereses y decidiendo en quien confiar sus recursos económicos.

Nosotros abogaremos por la integración de éste componente a nuestro sistema político, pudiendo reconocer sus grandes aptitudes a favor de la democracia. 

En ese mismo orden, nosotros contaremos siempre con la buena voluntad y el apoyo de nuestros amigos, hermanos y compatriotas para el crecimiento y desarrollo de ésta organización.

Reconocemos la necesidad imperiosa de éste esfuerzo y el compromiso que todos sentimos con nuestra amada patria Dominicana. Confiamos en que el desempeño de nuestras funcionas será noble gestor de sus anhelos, y aspiramos a ser siempre merecedor de su confianza, beneplácito y preferencia.